¿Quieres producir más? ¡Para ser más competitivo!

¿Quieres producir más? ¡Para ser más competitivo!

Comparte En Redes

Lea este artículo escrito por nuestro consultor técnico de la tecnología Offset.

Errores que se cometen en el piso de impresión

En estos días en los que retorna la conquista del mercado de impresos, luego de luchar desde la isla en la que se convirtió cada imprenta y litografía, con la inesperada llegada y afectación que sufrimos por el COVID en todos los escenarios: mercados, industrias, regiones y países; se convierte ahora en imprescindible la identificación, enmarcado, tratamiento y corrección de errores que hemos tenido en la sala de impresión, persistentes por años y que en muchos casos se han convertido en el pan de cada día de todos los sujetos involucrados en la producción de material impreso: volantes, catálogos, revistas, libros, cajas y empaques, etc.

Muchos de estos errores son los generadores de los llamados costos “ocultos” y los altos tiempos de producción. Se han mantenido en la mente de algunos encargados de los procesos de impresión, casi como un paradigma, ya sea para asegurar su vigencia al frente de cargos de responsabilidad, tomando decisiones subjetivas y tan cambiantes según la solución que rodea al ambiente, de cómo se presentan y cómo deben tratarse.

En este camino muchas veces se omite que ellos mismos son clientes internos del proceso previo y consecuentemente deben responder a las necesidades de sus propios clientes internos (proceso siguiente). Para citar un ejemplo, pensemos en la siguiente situación:

Un trabajo que deba ser inspeccionado 100%, debido a problemas de proceso, es informado el lunes a primera hora al supervisor, y la entrega fue pactada hasta el fin de la semana, aquí hay una ventana cómoda de trabajo, donde el mismo encargado juega con su criterio en la actuación de los controles utilizados y en la corrección de lo reportado para cumplir con la entrega, pero ¿Cómo cambia el control?, si la noticia llega el jueves por la tarde, para entregar el siguiente día, de seguro los controles se pueden flexibilizar, para evitar incumplir la entrega, y menos incurrir en reprocesado del impreso.

En todos esos casos, se puede citar que los errores provienen de la NO aplicación de los estándares de proceso específicos para la industria y que parten ya de una normativa clara y adaptada a las artes gráficas, el ISO 12547-2 como punto de partida. Aunque también están disponibles todas las otras derivaciones y aplicaciones para temas individuales como: tintas, papeles, mantillas, planchas, secuencias, intervalos de inspección y control…, en esas normativas ya el equipo de expertos ha ocupado tiempo y recursos en los ensayos, mediciones, adaptaciones y han colocado a disposición las normas, reglas y formas de trabajo, para el beneficio suyo, mío y de todos quienes tenemos influencia en el resultado impreso de la solicitud de los clientes.

En casos aislados, el desconocimiento de los estándares mantiene a la imprenta produciendo ¨artes¨ en cada proceso, que no serán fácilmente reproducibles cualquier día de la semana, menos si el operario que los produce hoy no llega a trabajar, y por lo cual las estimaciones de costo y rentabilidad son y serán inciertas. No son imprentas que puedan afrontar esta crisis, sin incurrir en meter mano a la bolsa de los ahorros y de los imprevistos.

Ejemplo: Un buen día comprar un lote de papel a muy buen precio (nadie dijo que fue rechazado de otra imprenta, porque no pasó los controles de: humedad, fibra, espesor, corte escuadra, gramaje), otro día comprar una gama de tintas de otra marca,(al salir los trabajos impresos en distintos sustratos, algunos repintaron, otros cambiaron de color porque fueron barnizados con UV, otros quedaron más horas de lo acostumbrado en espera de secado para doblar o troquelar), maniobras para reducir los costos de la materia prima o insumos y que claramente lograron el resultado opuesto.

Tipos de clientes y volumen de pedido

Si jugamos el papel de jueces y nos hacemos a la tarea que podemos pensar como el cliente, y que podemos anticipar los juicios que hará respecto del material que entregaremos, nos aventuramos a despachar un trabajo, como prueba o condicionado a que se entrega mas cantidad de lo requerido por el cliente (en el proceso evidenciamos algunos problemas menores) y se le informa que el trabajo lleva una regalía, para lograr de manera subjetiva, sopesar algún reclamo del cliente en esa entrega.

Espesor del material y sentido de la fibra

Sabemos que con todo este fenómeno, no siempre se cuenta con inventario almacenado para un pedido extraordinario.

Tal vez la cotización se realizó con un papel de un tamaño, un gramaje específico y con un sentido de la fibra determinado por la posición de dobladores, troqueles, cortes, etc; y se cambia la materia prima sin advertencia en la cotización.No es sino hasta el momento de llegar a la prensa que se observa que el material es diferente a lo cotizado, a lo indicado en la Orden de Trabajo, en la especificación de calidad; y así comienza una serie de ajustes y adaptaciones que realizar en cada etapa para conseguir un impreso que se aproxime a los requerimientos iniciales dados por el cliente, pero que han aumentado los costos y los esfuerzos de todo el aparato de producción.

En estos pocos ejemplos que se han citado hasta ahora, la principal razón por la cual se compromete calidad y costos, se origina en la No aplicación de los estándares y las normativas.

En nuestro próximo artículo se van a citar los principales errores desde la óptica de la inspección, el tratamiento y la corrección, para ayudar a que su proceso sea exitoso, de la mano de las herramientas más útiles y seguras que ofrecemos para su imprenta.

Gustavo Badilla Rojas: Consultor Técnico en impresión offset, trabaja en la compañía Sommerus  S.A., Grupo S.G., Costa Rica.

Como especialista en impresión offset, se ha formado desde 1994 en la instrucción, diagnóstico y soporte de las prensas Heidelberg. Adicionalmente realiza labores de soporte de las líneas de consumibles que representa la empresa. Es instructor de prensas con la tecnología Push to Stop, Prinect XL 3 de Heidelberg y colabora en los procesos Prinect.